certificacion-well-evalore

Qué es la Certificación WELL y cómo puede ayudar a tu empresa a ser una empresa saludable

¿Sabías que pasamos el 90% de nuestra vida en espacios interiores? ¿Sabías que el aire de estos espacios está de 2 a 5 veces más contaminado que el aire exterior? Cada día se publican docenas de artículos que incluyen datos contundentes acerca de nuestra relación con los espacios que albergan nuestra actividad cotidiana. Es evidente que la calidad de nuestro entorno construido tiene un impacto directo en nuestro bienestar físico, mental y emocional y en nuestra capacidad de dar lo mejor de nosotros mismos. Un entorno saludable no sólo alarga nuestra vida e incrementa nuestra calidad de vida, sino que también nos hace más productivos. Esta evidencia parece haber llegado al mundo empresarial, y actualmente existe una tendencia creciente que lleva a más y más empresas a querer ser una empresa saludable, lo cual pasa invariablemente por lograr una oficina saludable. En este artículo te explicamos por qué la certificación WELL es la más adecuada.

¿Cómo ser una empresa saludable? El Well Building Standard

Existen infinidad de opciones para certificar tu empresa, sin embargo sólo hay una que englobe de manera holística tanto los factores físicos del entorno laboral como las políticas de empresa que harán de tu empresa una empresa saludable: la certificación WELL, o como se conoce en Estados Unidos, el WELL Building Standard.

La certificación WELL es la única que engloba de manera holística tanto los factores físicos del entorno laboral como las políticas de empresa que harán de tu empresa una empresa saludable

La certificación WELL frente a la certificación LEED

La certificación WELL, gestionada por el International WELL Building Institute, es similar a la certificación LEED en su concepción, de hecho, al igual que LEED, es certificada por el Green Business Council Inc. (GBCI por sus siglas en inglés). Si la certificación LEED asegura el cumplimiento de unos estándares de sostenibilidad y eficiencia energética, el WELL Building Standard garantiza que el espacio certificado trabaja por la salud y bienestar de los ocupantes. Ambas certificaciones son perfectamente complementarias y aplicables tanto a edificios enteros como a espacios empresariales dentro de los mismos. Cuando WELL y LEED se implementan en el mismo proyecto el rendimiento del edificio es optimizado en beneficio del medio ambiente y de la salud de los ocupantes.

¿En qué consiste la certificación WELL?

La certificación WELL consta de 7 áreas de actuación, incluyendo cada una de ellas una serie de medidas. Algunas de estas medidas son obligatorias y otras opcionales para la consecución de la certificación. Éstas son las 7 áreas del WELL Building Standard y los objetivos de cada una de ellas:

  • Aire: eliminación de los contaminantes del aire, prevención de la contaminación y purificación del aire
  • Agua: filtración, tratamiento y localización estratégica de puntos de agua
  • Alimentación: establecimiento de opciones alimenticias saludables y promoción de una alimentación sana
  • Luz: acceso a luz natural, y mejora de la calidad de la luz artificial
  • Ejercicio: promoción e incorporación de actividades que permitan llevar una vida activa
  • Confort: adecuación del espacio para maximizar el confort térmico, acústico, olfativo y ergonómico
  • Mente: establecimiento de políticas de empresa que contribuyan a la reducción de estrés y mejorar el bienestar mental y emocional de los trabajadores

Los 7 conceptos de la Certificación WELL

Fuente: www.sliceshare.net

¿Cuales son los beneficios de la certificación WELL?

Retorno sobre inversión

El capital humano en una empresa supone el 90% de los costes totales dedicados a mantenerla en funcionamiento, incluyendo la gestión y el mantenimiento de las instalaciones, los gastos energéticos, de alquiler, etc. La evidencia médico-científica recogida durante 7 años por el International Well Building Institute deja patente que la implantación de medidas de bienestar en una empresa a través de una certificación WELL, no sólo reduce esos costes a través de la disminución del estrés y el absentismo laboral, sino que también incrementa la productividad, contribuye a la retención de talento, y aumenta la moral de los empleados.

Marketing

Un edificio WELL es una potente herramienta de marketing para mostrar el compromiso social y medioambiental de tu empresa. Muestra que tu empresa está realizando esfuerzos reales y tangibles por el bienestar de tus empleados y que esta voluntad ha sido reconocida por la organización con mayor prestigio en implantación de bienestar a nivel mundial, el International Well Building Institute.  

Estándar de calidad

Con el desarrollo de un proceso de certificación WELL, el proyecto se asegura que el entorno construido cumple con unos estrictos criterios de sostenibilidad, salud y bienestar detallados en el Well Building Standard. Más allá de las complejidades de cada proyecto, la aplicación de un proceso de certificación WELL es la garantía del mantenimiento de todos los objetivos definidos al principio del mismo, así como de la veracidad y calidad de las propuestas.

¿Quién puede obtener la certificación WELL?

Actualmente existen casi 500 proyectos registrados para la obtención de la certificación WELL en todo el mundo. La mayoría son para la certificación de espacios de oficinas, pero el WELL Building Standard también es aplicable a proyectos de vivienda, centros educativos, locales comerciales y restaurantes. Además, la certificación WELL es aplicable tanto a edificios y su envolvente como a espacios independientes dentro de los mismos como es el caso de las sedes empresariales ubicadas en un edificio de oficinas.

¿Cuanto cuesta la certificación WELL?

La certificación WELL tiene unos costes certificativos superiores a la certificación LEED. Esto se debe a que la consecución de algunos de sus créditos está supeditada a la obtención de resultados concretos durante el proceso de mediciones, lo cual requiere la existencia de un Well Assessor.  Este Well Assessor, asignado por el GBCI, además de tener una función de asesoramiento durante el proceso de certificación, será el encargado de realizar la visita final que determinará la consecución de la certificación WELL.

En todo caso, la manera más adecuada de evaluar el coste de implementar el WELL Building Standard es contrastándolo con el ahorro obtenido por gastos de personal debido al incremento en los niveles de salud, bienestar y motivación de los empleados. No debemos olvidarnos que, en 2015, sólo el absentismo laboral debido a entornos laborales estresantes supuso más de 9.000 millones de euros en pérdidas a las empresas españolas.

La manera más adecuada de evaluar el coste de implementar el WELL Building Standard es contrastándolo con el ahorro obtenido por gastos de personal debido al incremento en los niveles de salud, bienestar y motivación de los empleados

Si bien es cierto que la certificación WELL supone grandes ahorros a lo largo de la vida útil de una empresa, en ocasiones la inversión inicial y los costes certificativos pueden suponer un impedimento. En Espacios Evalore hemos desarrollado un método propio para la implantación de medidas wellness adaptado a cada empresa que permite obtener la certificación WELL de manera escalable y personalizada. Si estás interesado en la certificación WELL o en hacer de tu empresa una empresa saludable no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te haremos un diagnóstico sin coste.


pablo-munoz-evalore

 

Pablo Muñoz, CPHD, LEED GA, BPI MFBA

Cofundador y CEO de Espacios Evalore SLP

 

 

 

Cómo mejorar la productividad de tu empresa a través del Wellness

“A veces tengo la sensación de que mis empleados simplemente están esperando a que el reloj marque las seis y media de la tarde para levantarse e irse”. Esto me decía hace poco mi amigo Toni. Toni acababa de ser ascendido a gerente en una multinacional con sede en Barcelona.

Según datos de 2015, países como Francia, Holanda, Bélgica, Dinamarca, Suecia, Austria, Reino Unido o Alemania tienen índices de productividad superiores al de España. Esto no sorprenderá a muchos y parece estar alineado con el estereotipo que de nosotros se tiene en el extranjero. Lo interesante reside en que, según la OCDE, a pesar de contar con una productividad mayor, en todos esos países se trabaja menos horas al año que en España. En algunos bastante menos, como es el caso de Alemania (1.371 horas frente a las casi 1.700 de media por trabajador en España). La principal causa de esa baja productividad es la existencia de ambientes de trabajo poco sanos y flexibles que producen estrés y disminuyen la motivación. Según el IV informe Adecco, en 2015, sólo el absentismo laboral asociado a un entorno laboral estresante supuso en España pérdidas por valor de más de 9.000 millones de euros.

Existe una relación evidente entre el bienestar físico, mental y emocional de un individuo, y su capacidad de comprometerse con una meta común y de rendir con todo su potencial.

Existe una relación evidente entre el bienestar físico, mental y emocional de un individuo, y su capacidad de comprometerse con una meta común y de rendir con todo su potencial. Si queremos mejorar los índices de productividad de nuestras empresas, parece obvio que debemos cambiar el modelo laboral actual y eso pasa por incrementar el bienestar de nuestros empleados. La implantación de medidas de bienestar o Wellness (como se conoce a esta corriente que lleva dos décadas implantada en EE.UU. y en los países del norte de Europa) tiene que ver con la generación de hábitos saludables en el trabajo, y también con la adecuación de los espacios para que trabajen en pro de nuestra salud. El resultado será, no sólo el aumento de la productividad, sino también la reducción del estrés con el consiguiente aumento de moral, la reducción de la fuga de talento, e incluso la prolongación de la vida de tu equipo.

El Well Building Standard

Estas cuestiones ha sido afrontadas por el International Well Building Institute que, tras 7 años de investigación médico-científica, ha lanzado la certificación internacional Well Building Standard con el objetivo de marcar unas pautas de bienestar para los espacios construidos. En la sede central de CBRE en Los Angeles, las primeras oficinas certificadas Well, tras la reforma el 94% de los trabajadores dijo que el nuevo espacio había tenido un impacto positivo en su rendimiento laboral, y el 92% que éste había tenido un impacto positivo en su salud y bienestar.

En las primeras oficinas certificadas Well el 94% de los trabajadores dijo que el nuevo espacio había tenido un impacto positivo en su rendimiento laboral.

Éstas son algunas de las medidas contempladas en la certificación Well:

  • La mejora de la calidad del aire a través de la optimización de los sistemas de ventilación, la instalación de filtros y la utilización de materiales que no contengan elementos nocivos para el cuerpo humano
  • La utilización de sistemas lumínicos circadianos que imiten los ciclos solares para evitar la alteración de nuestro ciclo biológico
  • El incremento del confort del individuo a través de mejoras que afecten la acústica, la sensación térmica y la ergonomía en los puestos de trabajo
  • La optimización del diseño del entorno para mejorar nuestra percepción del lugar en el que trabajamos. El diseño puede contribuir también a fomentar la actividad física  
  • La implantación de políticas laborales que fomenten una vida más sana a través de mejoras en áreas como la alimentación, o la conciliación de la vida laboral y personal, mejorando de esta manera también el compromiso con la empresa de los empleados

Si quieres saber más sobre cómo el Wellness puede ayudar a tu empresa a ser más productiva, contacta con nosotros y te ayudaremos a ponerlo en práctica. Toni y la multinacional en la que trabaja ya lo hicieron.