Escola Decroly, la escuela saludable pionera barcelonesa, en Betevé

La Escola Decroly se ha convertido recientemente en la primera escuela de España en introducir hasta 17 medidas de salud y sostenibilidad en su entorno educativo. Todas las medidas incorporadas proceden de estándares internacionales como WELL o LEED, y han sido seleccionadas en base a su impacto en la salud de los alumnos, del profesorado, y del medioambiente.

Betevé ha cubierto la noticia, explicando las medidas más importantes implantadas y su efecto en la salud y el bienestar de los alumnos.

¡No te pierdas el vídeo de la noticia!:

 

 

¿Por qué una Oficina Saludable es necesaria para la supervivencia de tu empresa?

Recientemente la revista Distrito Oficina, especializada en mostrar las tendencias en el diseño de espacios de trabajo, nos brindaba la oportunidad de explicar la importancia que tiene para las empresas desarrollar su actividad en una oficina saludable. En el siguiente artículo explicamos cómo, a través de la implementación de wellness, las empresas pueden tomar ventaja frente al resto.

oficina saludable-distrito oficina

Cuando en 1959 Nils Bohlin, ingeniero sueco de Volvo, inventó el cinturón de seguridad, la industria del automóvil vivió uno de sus mayores hitos. Lo que comenzó como un nice to have rápidamente se convirtió en un must have, extendiéndose en todas las marcas y modelos hasta convertirse en obligatorio en la mayoría de países desarrollados. No en vano, se estima que este ingenio salva unas 100.000 vidas al año en el mundo.

Algo similar está ocurriendo en el mundo de la arquitectura. En un momento en el que la preocupación por los riesgos ambientales para la salud está en máximos históricos, el wellness real estate ha llegado a la concepción de los espacios para quedarse. La arquitectura que cuida de la salud de las personas ha dado lugar al concepto de oficina saludable. Las empresas, conscientes de que el éxito ya no depende únicamente de un buen business plan, buscan atraer y retener talento para lograr sobresalir y persistir en el tiempo.

A la hora de comenzar el camino hacia una oficina saludable, es importante comprender que implementar un programa de bienestar laboral no es suficiente. Es en el espacio físico de trabajo, el cual ‘sufrimos’ cada día, donde debemos poner el foco, pues juega el papel más importante en nuestra salud y bienestar. Para ello, en Evalore hemos desarrollado la metodología Talent Office, orientada a una oficina saludable y basada en el estándar wellness más completo: el WELL Building Standard (o Certificación WELL) consta de 209 actuaciones concretas testadas, repartidas en 7 áreas fundamentales de actuación: aire, agua, alimentación, iluminación, ejercicio, confort y mente.

 

Por cada euro invertido en la salud y el bienestar de los trabajadores se genera un retorno medio de 6 euros

A través del diseño arquitectónico o de la consultoría, el método Talent Office es implementado por fases: una primera de diagnóstico o análisis; una segunda de recomendación personalizada de medidas para la obtención de objetivos concretos; una tercera fase de implementación; y una última de validación y puesta en valor. En esta última fase juega un papel fundamental la comunicación, que nos permitirá hacer partícipes a los propios trabajadores del valor diferencial que supone trabajar en una oficina saludable.

 

 

Entre las medidas wellness destacan la utilización de dispositivos que permiten medir y optimizar la calidad del aire (muchos estudios constatan la relación directa entre la cantidad de toxinas en el aire y la productividad de los trabajadores), la introducción de biofilia (o elementos que emulan las formas y comportamientos de la naturaleza) en el diseño, o la inclusión de iluminación antideslumbrante y ajustable a los ciclos circadianos humanos.

Este esfuerzo tiene una clara recompensa. Según la red europea de promoción de la salud en el trabajo (ENWHP), por cada euro invertido en la salud y el bienestar de los trabajadores se genera un retorno medio de 6 euros como consecuencia de la reducción del absentismo laboral y de los costes por enfermedad. Asimismo, numerosas encuestas revelan que la mayoría de los trabajadores tienen en cuenta su salud y bienestar a la hora de escoger o permanecer en una empresa.

En definitiva, las empresas que han hecho de una oficina saludable su centro de actividad no sólo están reduciendo sus gastos de personal e incrementando su capacidad de atraer y retener el talento, sino que también están adoptando un mecanismo de supervivencia hacia un futuro incierto. Han convertido su espacio de trabajo en un elemento diferenciador. El wellness, un must have, es su particular cinturón de seguridad.


pablo-munoz-evalore

 

Pablo Muñoz, CPHD, LEED GA, BPI MFBA

Cofundador y CEO de Espacios Evalore SLP

Cómo mejorar la productividad de tu empresa a través del Wellness

“A veces tengo la sensación de que mis empleados simplemente están esperando a que el reloj marque las seis y media de la tarde para levantarse e irse”. Esto me decía hace poco mi amigo Toni. Toni acababa de ser ascendido a gerente en una multinacional con sede en Barcelona.

Según datos de 2015, países como Francia, Holanda, Bélgica, Dinamarca, Suecia, Austria, Reino Unido o Alemania tienen índices de productividad superiores al de España. Esto no sorprenderá a muchos y parece estar alineado con el estereotipo que de nosotros se tiene en el extranjero. Lo interesante reside en que, según la OCDE, a pesar de contar con una productividad mayor, en todos esos países se trabaja menos horas al año que en España. En algunos bastante menos, como es el caso de Alemania (1.371 horas frente a las casi 1.700 de media por trabajador en España). La principal causa de esa baja productividad es la existencia de ambientes de trabajo poco sanos y flexibles que producen estrés y disminuyen la motivación. Según el IV informe Adecco, en 2015, sólo el absentismo laboral asociado a un entorno laboral estresante supuso en España pérdidas por valor de más de 9.000 millones de euros.

Existe una relación evidente entre el bienestar físico, mental y emocional de un individuo, y su capacidad de comprometerse con una meta común y de rendir con todo su potencial.

Existe una relación evidente entre el bienestar físico, mental y emocional de un individuo, y su capacidad de comprometerse con una meta común y de rendir con todo su potencial. Si queremos mejorar los índices de productividad de nuestras empresas, parece obvio que debemos cambiar el modelo laboral actual y eso pasa por incrementar el bienestar de nuestros empleados. La implantación de medidas de bienestar o Wellness (como se conoce a esta corriente que lleva dos décadas implantada en EE.UU. y en los países del norte de Europa) tiene que ver con la generación de hábitos saludables en el trabajo, y también con la adecuación de los espacios para que trabajen en pro de nuestra salud. El resultado será, no sólo el aumento de la productividad, sino también la reducción del estrés con el consiguiente aumento de moral, la reducción de la fuga de talento, e incluso la prolongación de la vida de tu equipo.

El Well Building Standard

Estas cuestiones ha sido afrontadas por el International Well Building Institute que, tras 7 años de investigación médico-científica, ha lanzado la certificación internacional Well Building Standard con el objetivo de marcar unas pautas de bienestar para los espacios construidos. En la sede central de CBRE en Los Angeles, las primeras oficinas certificadas Well, tras la reforma el 94% de los trabajadores dijo que el nuevo espacio había tenido un impacto positivo en su rendimiento laboral, y el 92% que éste había tenido un impacto positivo en su salud y bienestar.

En las primeras oficinas certificadas Well el 94% de los trabajadores dijo que el nuevo espacio había tenido un impacto positivo en su rendimiento laboral.

Éstas son algunas de las medidas contempladas en la certificación Well:

  • La mejora de la calidad del aire a través de la optimización de los sistemas de ventilación, la instalación de filtros y la utilización de materiales que no contengan elementos nocivos para el cuerpo humano
  • La utilización de sistemas lumínicos circadianos que imiten los ciclos solares para evitar la alteración de nuestro ciclo biológico
  • El incremento del confort del individuo a través de mejoras que afecten la acústica, la sensación térmica y la ergonomía en los puestos de trabajo
  • La optimización del diseño del entorno para mejorar nuestra percepción del lugar en el que trabajamos. El diseño puede contribuir también a fomentar la actividad física  
  • La implantación de políticas laborales que fomenten una vida más sana a través de mejoras en áreas como la alimentación, o la conciliación de la vida laboral y personal, mejorando de esta manera también el compromiso con la empresa de los empleados

Si quieres saber más sobre cómo el Wellness puede ayudar a tu empresa a ser más productiva, contacta con nosotros y te ayudaremos a ponerlo en práctica. Toni y la multinacional en la que trabaja ya lo hicieron.